Se encuentra en la lista de los 15 recintos religiosos más grandes del mundo en cuanto a superficie, donde ocupa el 14º lugar. Además, está ubicado entre las nueve catedrales neogóticas más grandes del mundo.


Es el sexto recinto católico más alto en el Continente Americano, después de: la Catedral de Maringá en Brasil (124 metros); la Riverside Church en Nueva York (119 metros); la Basílica del Voto Nacional en Ecuador (115 metros); la Catedral Basílica Nuestra Señora del Rosario de Manizales en Colombia (113 metros) y; la Catedral de La Plata en Argentina (112 metros).

 
En el Continente Americano ocupa el cuarto lugar en cuanto a su superficie (m²),  con sus 5.414,58 m², después de: San Juan El Divino, en Nueva York con 11.240 m²; la Basílica Nueva de Guadalupe en la Ciudad de México con 8,147 m² y; San Pedro y San Pablo en Washington con 7.711,91 m².